Los domos albergarán salas provisionales de clases para grupos de 8 o 12 estudiantes.

Las devastadas comunas de Juan Fernández, Constitución, y la sede Concepción de la USM, serán los destinos de once domos geodésicos de emergencia que la Universidad Técnica Federico Santa María, enviará en los próximos días para que sean implementados como refugios, comedores, salas de reunión, bodegas y provisorias pequeñas escuelas; respondiendo así muy parcialmente a los pedidos de cobertura que se han recibido desde distintos puntos del país.

La aparición, hace tan sólo unos días y en diversos medios de comunicación acerca de su fabricación y los usos que se pueden dar a estas coberturas de emergencia, motivaron a muchos a solicitar la posibilidad de disponer de ellas.

Según explicó Pedro Serrano, académico del Departamento de Arquitectura de la USM. Unidad que modeló y desarrolló las estructuras, con un equipo de profesionales y estudiantes, estas instalaciones de emergencias se han convertido en una alternativa ideal para implementar de manera transitoria, por ejemplo, pequeñas salas de clases, sobre todo en apartadas zonas rurales con escuelitas uni-docentes que se han visto fuertemente afectadas por el pasado terremoto. “Se van a gastar muchos recursos en suplir en emergencia y posteriormente reconstruir los grandes establecimientos educacionales que resultaron afectados, pero también están las escuelitas rurales, que enseñan entre 8 y 15 alumnos, y que también están en el suelo. En este caso los domos se ajustan perfectamente a la posibilidad de iniciar las clases transitoriamente y a cubierto”, precisó.

El Taller de Arquitectura a cargo de la profesora Marcela Soto se ha comprometido a instalar durante los próximos días y en diversas localidades Rurales de Constitución, los 4 domos para escuelitas.

No obstante, el gran aporte de esta iniciativa solidaria, que durante tres semanas convocó para su diseño e implementación el trabajo de alumnos y docentes, debiera llegar a su fin una vez que concluya la emergencia, luego habrá que pensar diseñar y planificar propuestas para la reconstrucción.

En base a esto último y a la necesidad de seguir contando con estos domos de emergencia, Serrano destacó que si obtienen nuevos recursos y se cuentan con nuevos voluntarios, esta iniciativa puede mantenerse en respuesta a las necesidades. “Nuestro proyecto terminó. Nosotros contábamos con un presupuesto determinado y en base éste los construimos. Afortunadamente los domos son bastante económicos para que otros sigan. El costo referente, sólo a materiales bordea los 140 mil pesos (199€). Sumado a la mano de obra pueden alcanzar los 240 mil pesos (341€)”, añadió.

El éxito de esta iniciativa ha sido tal, que algunos planteles de educación superior, como Arquitectura de la USACH, están fabricando sus propios domos siguiendo las instrucciones que fueron publicadas en el sitio web de la Carrera de Arquitectura USM: www.arq.utfsm.cl. El modelo diseñado ha sido publicado integro, con el diseño gráfico de Esther Engelmann. No tiene patentes, y cualquier ciudadano puede bajar los planos y usarlos.

Cabe destacar que estas coberturas de seguridad, son impermeables y solidas, soportan las lluvias y fuertes vientos; tienen 5 metros de diámetro y tres metros de alto, siendo ensambladas mediante figuras pre-armadas, su montaje debiera consumir 30 o 45 minutos.

Pueden llegar a tener vanos controlados, doble cobertura, piso, sanitario, redes y etc. Pero eso es otra etapa, ya no es emergencia y por supuesto se requiere de mayor inversión.

Fuente: Universidad Técnica Federico Santa María

Print Friendly